La Natividad del Señor

Photo by Batang Latagaw on Unsplash

Lecturas:

Misa de la medianoche: Is 9:1-6 | Salmo 96:1-2, 2-3, 11-12, 13 | Tito 2:11-14 | Lc 2:1-14

Advertisement

Misa de la aurora: Is 62:11-12 | Salmo 97: 1, 6, 11-12 | Tito 3: 4-7 | Lc 2: 15-20

Misa del día: Is 52:7-10 | Salmo 98:1, 2-3, 3-4, 5-6 | Heb 1:1-6 | Jn 1:1-18

Triple salto mortal

Suena el redoble de tambor. Posiblemente el sonido más emocionante que existe sobre la faz de la tierra. Nadie queda indiferente ante él. Lo escuchamos y a todos nos resuena dentro. Ese toque especial anuncia lo (casi) inesperado y que sabemos que será magnífico.

En el circo (que yo amo desde niño, aunque me da un miedo terrible todo el peligro que envuelve), el redoble de tambor era la antesala de tantas cosas, pero ninguna me fascinaba tanto como al sonar justo antes del triple salto mortal. Déjate de poner la cabeza dentro de la boca de un león o de lanzar cuchillos sobre alguien dando vueltas. Lo verdaderamente sublime era ver a un artista ¡volar! Nada como el triple salto mortal, se lo digo yo.

Celebramos hoy el triple salto mortal de Dios. Para festejar este día santo, la Iglesia nos propone unos fragmentos de la Sagrada Escritura que dan sentido al misterio que celebramos. En un solo día todo cambia por un niño, el Niño Jesús. Para poder expresarlo, hoy hay tres misas en la liturgia católica y cada una proclama un fragmento del evangelio. Cada uno es un salto… un salto mortal.

Primer salto mortal: De creador a redentor (misa de medianoche). Dios envía a su Hijo para salvarnos. Dura tarea, misión que parece imposible (hay que reconocer que no se lo ponemos nada fácil). Pero es que además el Hijo es despojado de sus “herramientas” divinas. El que nace en Belén esta noche es un hombre. Sigue siendo Dios, pero su existencia no se desarrollará entre oros y glorias. Caminará el desierto, padecerá el hambre y el dolor, sabrá lo que es la soledad del justo perseguido. El que nace es un salvador (Lc 2:1-11), pero también es un hijo (Is 9:6). Y como hijo a alguien le dolerá todo lo que tendrá que padecer. Pero lo hará por nosotros “para redimirnos de todo pecado y purificarnos, a fin de convertirnos en pueblo suyo, fervorosamente entregado a practicar el bien” (Tito 2:14).

Segundo salto mortal: De invisible a visible (misa de la aurora). Amanece el día de Navidad y los que vayan a misa temprano se encontrarán que en realidad amanece el día primero de la nueva creación. Es una nueva luz que ilumina la oscuridad, tanto física como espiritualmente. El Dios del cielo ahora está cerca; tanto que cualquiera puede acercarse a verlo (Lc 2:15). Ya no es solo su palabra (como con los profetas), ya no es solo con su Ley (como con Moisés), ya no es solo como columna de fuego (como en el Éxodo). Ahora es estar ahí a nuestro nivel: pobre con el pobre, perseguido con el perseguido, excluido, maltratado. Visible y carnal, mientras a la vez era el hombre más espiritual que ha pisado la tierra.

Tercer salto mortal: De Dios a hombre (misa del día). San Juan lo dice con poesía, con teología, con metáforas y con toda la sinceridad posible. Porque así fue y así es. Era Dios y se hizo hombre. Quiso compartir con nosotros todo lo que somos y padecemos. Solo una cosa humana no tuvo: el pecado; pero padeció sus efectos como todos los demás. Gran salto mortal con un propósito: nosotros.

Hoy arrodillados ante el pesebre que tengamos en casa encontraremos a un Niño que es Dios arrodillado ante nosotros. Misterio de la fe. Misterio de la Encarnación del Amor. Sin palabras bonitas, sin redoble de tambores, sin anuncios rimbombantes. Ha nacido Dios.

Si tiene algo que decir, cuéntemelo en palabra@americamedia.org, en Twitter @juanluiscv.

Oración

(Lea este versículo del evangelio, Juan 1:4, como una oración. Léala muchas veces para que resuene e ilumine).

Esta luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no han podido apagarla. Amén.

Comments are automatically closed two weeks after an article's initial publication. See our comments policy for more.

Advertisement

The latest from america

Arturo Sosa, S.J., the superior general of the Jesuits, identified three “signs of the times”: secularization, the digital world and multiculturalism.
Gerard O’ConnellOctober 15, 2018
For years, the Polish church has been torn between supporting the government’s anti-migrant stance and adopting Pope Francis’ commitment to foreigners.
Melissa VidaOctober 15, 2018
The cast of “Girl From the North Country” (photo: Joan Marcus)
How did an old war horse manage to outrun a rolling stone?
Rob Weinert-KendtOctober 15, 2018
El Salvador celebrates the canonization of their patron saint—but should the ceremony have taken place in San Salvador?
James T. KeaneOctober 15, 2018