(Fotografia: Maddy Baker/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónDecember 15, 2017
Dios no creó este mundo para habitarlo, sino para que los hombres tuvieran su lugar. El proyecto divino nos proveyó una casa para convertirla en un hogar.
(Fotografia: Aziz Acharki/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónDecember 12, 2017
Por desgracia nos cuesta reconocer la unción en nosotros mismos y, por consiguiente, nos cuesta reconocerla en los demás.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónDecember 11, 2017
Para una madre, todos los hijos son importantes. Cada uno recibe la atención necesaria.
(Fotografia: Josh Applegate/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónDecember 07, 2017
La persona buena no vive en una burbuja de cristal o en un ambiente estéril.
(Fotografia: Davidson Luna/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónDecember 06, 2017
El Adviento es tiempo para preparar y esperar; para allanar caminos y hacer planes; o sea, para que el Señor venga en gloria.
(Fotografia: Raul Petri/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónNovember 28, 2017
¿Estamos repitiendo la misma cosa de nuevo? No. No es sólo repetir; es más bien madurar.
(Fotografia: Bryan Minear/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónNovember 21, 2017
Decir y hacer, rezar y obrar, misión y contemplación: así actuaba Jesús. Se retiraba a orar y hacía milagros. Así se construye el Reino; así reina Jesús.
(Fotografia: Timothy Eberly/Unsplash)
Español La Palabra
Juan Luis CalderónNovember 21, 2017
Debemos dar gracias no sólo en un día oficial –como hacemos hoy en Estados Unidos– sino cada día y a cada quien.
(Fotografia: Unsplash/Dan Aragón) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónNovember 16, 2017
Dios nos entrega los sueños para que los hagamos realidad. Ambos son necesarios: el sueño y la realización.
(Fotografia: Mohammad Alizade/Unsplash) 
Español La Palabra
Juan Luis CalderónNovember 09, 2017
Tantas veces ha sucedido que las personas participantes ni siquiera se plantearon que la parábola hablaba de una boda. No es que no lo diga, o que desconozcamos el ritual de una boda hebrea del siglo I; simplemente se trata de no darse cuenta del ambiente global en el que se desarrolla el evangelio.