Español La Palabra
Juan Luis CalderónJuly 19, 2017
Hay quienes deberían ser trigo y son cizaña; quienes se creen trigo y son cizaña.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJuly 14, 2017
Este gran mito de la efectividad nos está consumiendo. Es como si viviéramos todavía atrapados por la concepción del “tanto tienes tanto vales”, “el que no tiene padrino no se bautiza” y “cría fama y échate a dormir”.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJuly 07, 2017
No temamos en convertirnos en pordioseros. Cristo mismo lo hizo siempre.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJune 28, 2017
Jesús no era un solitario autosuficiente y egocéntrico, sino alguien que necesitaba estar con otros.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJune 22, 2017
En el Evangelio de hoy, Jesús enfrenta una de las cuestiones interiores más sensibles y complicadas del ser humano: el miedo.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJune 22, 2017
Para poder expresar todo esto, se nos ocurrió ponerle la imagen más humana de Dios, que es Cristo encarnado.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJune 17, 2017
Cuando empecé mi preparación para la primera comunión, siempre imaginé la eucaristía como el acontecimiento en el que Jesús se hacía pan, pero pan lechuguino. Porque así debía ser el Señor: hermoso a la vista, suave al tacto, tostado y crujiente, que se sintiera cómo se partía por nosotros.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJune 12, 2017
No perdamos de vista que, si Dios nos ama, no es porque no le queda más remedio, sino porque elige amarnos y amarnos mucho, hasta el extremo.
Español La Palabra
Juan Luis CalderónJune 01, 2017
La venida del Espíritu Santo no fue un hecho aislado, ni un supermilagro cúralotodo, sino un proceso. Las conversiones de un minuto a otro son poco menos que imposibles. Es como dar velocidad a un carro; se puede hacer más rápido o más lento, pero no sucede ir de cero a cien en un momento. Hasta la
Español La Palabra
Juan Luis CalderónMay 24, 2017
Cuando san Pedro nos dice que compartamos los sufrimientos de Cristo no es para sufrir más de lo que nos toca, sino para estar en solidaridad y comunión con Aquel que no dudó en padecer con los que encontró.