El antivirus de la indiferencia

(Fotografia: Josh Applegate / Unsplash) 

12 de diciembre de 2017

Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe

Advertisement

Zacarías 2:14-17 o Revelación 11:19A; 12:1-6A, 10AB | Salmo: Judit 13:18 BCDE, 19 | Lucas 1:26-38

Mientras viví en Roma, una de mis citas anuales favoritas era la celebración de la Inmaculada Concepción en la Plaza de España de la Ciudad Eterna. Allí una enorme columna sostiene una imagen de la Virgen María. Cada año, el 8 de diciembre, el Papa celebra una liturgia de oración a la Madre de Dios y de la Iglesia. Este año –el pasado viernes– el papa Francisco pidió a la Inmaculada: “Ayuda a esta ciudad a desarrollar los anticuerpos contra el virus de nuestro tiempo: la indiferencia”.

Traigo esta plegaria a nuestra reflexión mientras celebramos la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, Madre de las Américas. No me gustan mucho esos títulos rimbombantes de “reina” o “emperatriz”, ya que no siempre tienen un significado positivo. Prefiero hablar de ella como Madre. Lo escribo con mayúscula porque María encarna el proyecto divino de la maternidad. Tanto así que el papa Francisco le pidió a ella que nos ayude a desarrollar los anticuerpos contra el virus de la indiferencia.

Esta frase magnífica resume el espíritu mariano. Ser “madre” implica superar la indiferencia. Para una madre, todos los hijos son importantes. Cada uno recibe la atención necesaria. El instinto maternal se extiende por todas partes y en todos los momentos de la vida. La madre “sabe” (intuye) lo que le sucede a sus hijos sólo con mirarlos, sólo con los ruidos que hacen o cómo se mueven por la casa.

Así, María nos muestra el rostro materno de Dios. Camina con nosotros; sufre y celebra con nosotros; vive con nosotros. Por eso, en nuestros puntos de conexión más frecuentes (ej. la familia, la comunidad), hacemos partícipes a Dios y a la Virgen de cada acontecimiento que nos sucede.

En esta fiesta de la Virgen de Guadalupe recordamos el encuentro entre dos mundos: el de Europa y el de América. El gran encuentro se produjo en esa Virgen mestiza embarazada que se apareció en el Tepeyac. Como todo encuentro, no está exento de dificultades y retos, aunque también conlleve las posibilidades maravillosas de algo nuevo por construir. Dios estuvo ahí: el Dios de la implicación y de la aceptación; Dios de la bienvenida a lo que venga y de la inspiración a hacernos uno; Dios maternal.

Eso sucede en el evento de Guadalupe, con María, Juan Diego y el obispo Zumárraga como protagonistas. Fue un juego a tres bandas a nivel social y racial, pero unidos por la misma fe. Con la fe enfrentamos cada cosa que pasa, cada acontecimiento que se nos viene encima puesto que sólo ella nos llena de esperanza.

La esperanza es la fortaleza en la espera. Así nació América. En tiempos de nacionalismos, fronteras y segregaciones; en tiempos de migraciones forzadas y corazones cerrados; en tiempos de crisis para unos y bienestar para otros, María vacuna contra el virus de nuestro tiempo: la indiferencia.

Si tiene algo que decir, cuéntemelo en palabra@americamedia.org

Para suscribirse al boletín informativo (“newsletter”) semanal de “La Palabra”, haz clic aquí.

Oración

Madre de Guadalupe, madre de todos, madre universal. Cuídanos como madre, llévanos a Jesús como maestra de fe, sostennos en tus manos hasta que descansemos en las de Dios. Amén.

Comments are automatically closed two weeks after an article's initial publication. See our comments policy for more.

Advertisement

Don't miss the best from America

Sign up for our Newsletter to get the Jesuit perspective on news, faith and culture.

The latest from america

Pope Francis has appointed 16 members (eight men and eight women) to the Pontifical Commission for the Protection of Minors.
Gerard O’ConnellFebruary 17, 2018
This time the victims themselves are not having it. From the moment the first shots rang out, they captured the horror and broadcast it, forced the nation to confront it and talk about it.
Kevin ClarkeFebruary 16, 2018

Given the moment we are in, you might think a lot of shows on television would be trying to talk about current events or “America” in some way. But in point of fact, there aren’t that many. And even fewer are doing it well.

Jim McDermottFebruary 16, 2018
A conversation with Liel Leibovitz and Stephanie Butnick on faith, fasting and podcasting
Olga SeguraFebruary 16, 2018